Decorar una falda con abalorios

Decorar falda con abalorios

Estamos acostumbrados a pensar en los abalorios para hacer pulseras y collares, pero lo cierto es que también dan mucho juego para decorar ropa.

Ya hace poco vimos cómo customizar ropa con perlas, pero todo tipo de abalorios son válidos. De la misma manera, podemos decorar  con abalorios todo tipo de prendas desde shorts a camisetas, pero quedan genial en una falda de fiesta.

¿Vemos cómo hacerlo?

Si tienes una falda negra básica a la que le quieras dar un look más “festivo” ideal para triunfar por la noche, prueba a decorarla con abalorios con brillo. Se trata de un proyecto DIY de último minuto (pues es muy rápido) y resulta mucho más creativo y barato que salir a comprar una falda nueva.

Para hacerlo no necesitas más que una falda sencilla (¡Sencilla! si no corremos el riesgo de caer en lo barroco), abalorios con la parte trasera plana (para que sean más fáciles de colocar) y un buen pegamento textil.

Comienza extendiendo la falda en una superficie plana y asegurándote de que no tiene arrugas. Pon la parte delantera de la falda hacia arriba, ya que es donde colocaremos los abalorios.

Inicia la organización de los abalorios según el patrón que desees. En la falda de portada puedes ver que se ha apostado por colocar un abalorio circular rodeado por dos romboides, pero cómo combinar los distintos abalorios es cosa tuya. Deja todos los abalorios colocados en el lugar que quieres que vayan.

Después vete cogiendo los abalorios uno a uno, aplica un par de gotas de pegamento por detrás, y fíjalos en el lugar oportuno. Para eso conviene esperar unos minutos (para que el pegamento se asiente) y presionar ligeramente. Coloca una capa de periódico en el interior de la falda para evitar que la parte delantera se pegue a la trasera. Una vez que tengas todos los abalorios pegados, deja secar durante unas horas.

Por supuesto, otra opción es coser los distintos abalorios a la falda.

De lo que no hay duda es de que unos abalorios de colores le darán un aspecto totalmente nuevo a tu falda, tal y como hemos visto en este proyecto de High on DIY.